Informalidad en el Sector Transporte: ¿Por qué es mejor ser formal?

Febrero 19, 2019 | Cargo Transport
Cargo Transport: Informalidad en el Sector Transporte

En el Perú, el sector informal ha representado el 19%, en promedio, de la economía nacional durante la última década. Así también, para el año 2016, el sector transportes y comunicaciones representó el 36% de empresas informales, según INEI. Esta situación se traduce en un sentir de alerta de la población en general y particularmente del empresario formal.

Dentro del sector mencionado, están las empresas de transporte de carga. Como todas las empresas que han optado por operar en un marco informal, lo que buscan es evitar los costosos procesos para registrarse formalmente, costos adicionales por plazos que se alargan, eludir los engorrosos controles del Estado, entre otros que en su totalidad resultar siendo superiores a los beneficios que podrían percibir si evitan todo ello.

Por otro lado, las variables que facilitan ello es; un impráctico marco legal y operativo, servicios por parte del personal de organismos competentes que no es de calidad, y un control del Estado ineficiente.

Sin embargo, pese al contexto poco favorable que existe para los empresarios del sector, es innegable que lo ideal es operar en el sector formal. Y que, contrario a lo que se cree representa innumerables beneficios para ellos. Cargo Transport: Informalidad en el Sector Transporte
En este marco, se hará énfasis, primero, los efectos de la informalidad en los empresarios del sector formal. Segundo, las ventajas que representa inscribirse como una empresa formal y finalmente la tarea que el Gobierno y sus instituciones deberían hacer o mejorar.

En el caso, que algunos insistiesen en continuar en este sector de informalidad y crean que “no le hacen ningún daño” a los empresarios formales. Es necesario, advertir que no es cierto. Las empresas formales se ven afectadas directamente por una disminución de recursos, especialmente mano de obra preparada puesto que en un entorno informal pueden laborar quien lo requiera sin contar, en su mayoría, con los requerimientos de preparación necesarios.

Al, optar esta población por laborar en empresas informales las normas laborables se hacen menos flexibles y se reducen los beneficios para las empresas formales. Así también, el sector informal utiliza la infraestructura pública y lo que ella ofrece, sin contribución alguna para que ella sea más eficiente y pueda mejorar, por el contrario induce a todos sus participantes a actuar indebidamente. Y si llegase a ser de gran tamaño, al ser este, soporte para el sector privado la consecuencia general es un menor crecimiento de la productividad.

Contrario a lo señalado, trabajar en un entorno de formalidad para el sector transporte de carga y otros representa importantes ventajas, tales como; un respaldo por parte del sistema judicial y legalidad en el cumplimiento de contratos por parte de sus clientes, la protección policial en casos de robos o prevenir y/o evitar abusos por parte de oportunistas que operan sobornando a los empresarios, no tener que estar expuestos a pagar “tarifas” o “multas” a personas que dicen estar cumpliendo con su trabajo.

Así mismo, una mejor carta de presentación para acceder a créditos con instituciones financieras también formales y también incrementar la oportunidad de asociarse o trabajar con clientes con interés de invertir, que les permita ampliar sus operacionales locales e incluso en el extranjero que exigen trabajar en un ambiente formal. Y para con sus clientes, el respaldo de estos y la confianza que depositaran en sus empresas para adquirir sus servicios.

Finalmente, por parte del Estado y los organismos competentes es necesario contar con una adecuada regulación por parte los mismos. Mejorar el sistema de fiscalización en el cumplimiento de las normas, simplificar el proceso de registro de las empresas para acortar el tiempo de espera y que este sea de comprensión sencilla para el usuario, centrada más en las ventajas que en los costos iniciales.

Ello en trabajo conjunto del MTC, SUNAT e INDECOPI para facilitar el cumplimiento de las medidas a adoptar. En suma todas estas mejoras, darán soporte y confianza para que los empresarios del sector se dirijan a un entorno de formalidad e inviertan en modernizar sus flotas, en su personal, y sus clientes sin mayor preocupación en cuanto a trámites engorrosos y exposición a sobornos.

Fuentes:
Loayza, N. (s.f.). Causas y Consecuencias de la Informalidad en el Perú. Estudios Económicos. Edición, (15). Recuperado de: http://www.bcrp.gob.pe/docs/Publicaciones/Revista-Estudios-Economicos/15/Estudios-Economicos-15-3.pdf
Rivera La Rosa, M. (s.f.). La informalidad en la prestación del servicio de Transporte Terrestre. Recuperado de: http://www.indecopi.gob.pe/documents/51779/178244/26.-Transporteterrestre.pdf/5cdad32a-a47a-4120-ae1c-8a69697805af